web analytics
Pages Navigation Menu

Bancarrota Capitulo 7

Abogados de Bancarrota pueden ofrecer Ayuda Legal

Las leyes de Bancarrota ayudan a la gente que ya no puede pagar sus créditos o partir de cero, liquidando sus bienes para pagar sus deudas o creando un plan de reembolso. Las leyes de Bancarrota también protegen a los negocios en problemas y proveen para distribuir los bienes a los acreedores comerciales, a través de una repartición de deuda o liquidación.

La mayoría de los casos están archivados dentro de las tres secciones principales del Código de Bancarrota; la sección 7, 11 y 13. Las cortes federales tienen jurisdicción exclusiva sobre los casos de bancarrota. Esto quiere decir que un caso de bancarrota no puede ser resuelto en una corte estatal.

Un caso de bancarrota capitulo 7 no incluye la gestión de un plan de repartición de deuda como en las bancarrotas de la sección 13. En su lugar, el fideicomisario de la bancarrota recolecta y vende los activos no exentos del deudor y usa los procedentes de estos activos para pagar a los poseedores de los reclamos (acreedores) en concordancia con lo que provee el Código de la Bancarrota. Parte de la propiedad del deudor podría estar sujeta a gravámenes e hipotecas que garantizan la propiedad a otros acreedores. Adicionalmente, el Código de la Bancarrota permitirá al deudor mantener ciertos bienes exentos; pero un fideicomisario liquidará los bienes restantes del deudor. Concordantemente, los deudores potenciales deberían tener claro que el llenar una petición bajo el capítulo 7 podría resultar en la pérdida de la propiedad.

Para calificar para un Desgravamen bajo el capítulo 7 del Código de la Bancarrota, el deudor debe ser una persona individual, una sociedad, una corporación u otra entidad de negocios. Sujeto a las pruebas principales para deudores individuales descritas arriba, un desgravamen bajo  el capítulo 7 sería permitido, sin importar el monto de las deudas del deudor o si el deudor es solvente o insolvente. Sin embargo, una persona individual no puede abrir un archivo bajo el capítulo 7 o cualquier otra sección, si durante los 180 días precedentes ya se había rechazado una petición de bancarrota debido a una falta voluntaria del deudor a aparecer ante la corte o a cumplir ante otros de la corte, o si el deudor voluntariamente rechazó el caso previo antes de que los acreedores pudieran buscar un desgravamen de la corte de bancarrota para recuperar propiedades que hayan tenido gravámenes. Adicionalmente, ninguna persona individual podría ser un deudor bajo el capítulo 7o cualquier otra sección del Código de la Bancarrota a menos que él o ella haya, dentro de 180 días antes del inicio, recibido asesoría de créditos de una agencia de asesoría de créditos aprobada, sea por una persona individual o un grupo informativo. Hay excepciones en situaciones de emergencia o cuando el fideicomisario de los EE.UU. (o administrador de bancarrota) ha determinado que las agencias aprobadas son insuficientes para proveer la asesoría requerida. Si un plan de gestión de la deuda se desarrolla durante la asesoría de créditos requerida, debe ser ingresada con la corte.

Uno de los propósitos principales de la bancarrota es saldar ciertas deudas para darle a una honesta persona individual, la oportunidad de partir de cero. El deudor no queda con responsabilidad por las deudas saldadas. Sin embargo, en un caso de la bancarrota capitulo 7, una salvación solo es posible para deudores individuales, no para sociedades o corporaciones. Aunque un caso en particular de la bancarrota capítulo 7 usualmente resulta en un saldado de deudas, el derecho a saldar no libera una propiedad en gravamen. Los Abogados de Bancarrotas pueden ayudarlo con el consejo legal y el apoyo.